Herramientas
digitales

"Cuando se tiene una meta en la vida no hay barreras que impidan cumplirla"

M

iles de estudiantes ingresaron por primera vez a la UACH en este ciclo agosto-diciembre, cada uno con una historia, metas y condiciones diferentes.

Para muchos de ellos la UACH es la mejor manera de superarse para poder tener éxito en la vida, para de esa forma ayudar a su familia y la comunidad de donde son originarios.

Tal es el caso de Mario Morales Cota, oriundo de Matachic, que hoy ve cumplido su sueño de ingresar a la carrera de Ingeniero Horticultor en la Facultad de Ciencias Agrotecnológicas, después de un sinnúmero de obstáculos económicos y sociales.

Mario proviene de una familia humilde, cuya madre es obrera de una maquiladora y padre trabajador de un rancho en su tierra natal, su hermana empleada de una farmacia y hermano mayor estudiando en el tecnológico de Cuauhtémoc.

Su condición económica, al igual que la de muchos de sus amigos le impedía pensar en obtener una carrera profesional, sin embargo, ante su insistencia y anhelo de sobresalir, sus padres, familiares y amigos hicieron un gran esfuerzo para lograr inscribirlo en la Facultad.

“Mis sueño es graduarme y poner mi propio negocio… un vivero o una huerta en Matachic que me permita poder ayudar a mi familia, a los jóvenes que no pueden estudiar por su situación económica y a mi comunidad”, expresó Mario.

“Luchen por sus sueños, el límite son ustedes mismos, no escuchen aquellas voces que los desaniman y les dicen que no van a poder”, aconseja Mario a los estudiantes que se encuentran en su misma condición.

Este joven estudiante no conocía la ciudad de Chihuahua, la primera vez que piso la capital, fue cuando vino a hacer el examen Ceneval y ahora que ingresó a la Facultad de Ciencias Agrotecnológicas.

Actualmente se hospeda con una tía y empezó a trabajar los fines de semana en un negocio de renta de mesas y sillas, para poder sostenerse.

“Estoy muy sorprendido de todo lo que me han mostrado en el curso de inducción, los edificios bien equipados, los invernaderos, laboratorios y los maestros bien preparados con que cuenta la facultad”, dijo emocionado Mario, al momento que reconoció que sus expectativas fueron superadas.

Ni su situación geográfica, económica y social, fueron impedimento para que hoy, Mario esté sentado en una banca, recibiendo los conocimientos y la formación, para que el día de mañana sea un profesional exitoso.

Actividades y Desarrollo

TERCER ENCUENTRO REGIONAL DE TUTORÍAS