900.jpg

Estudia UACH preservación del berrendo en Chihuahua

  • UACH
  • /
  • Agosto 2, 2022

Investigador UACH explica las características de este animal del desierto chihuahuense

Chihuahua.- El berrendo, es considerado como el segundo animal terrestre más rápido del mundo y se puede encontrar en los pastizales y matorrales del desierto chihuahuense, cuya apariencia podría recordar a los antílopes africanos, sin embargo, los parientes más cercanos del berrendo son las jirafas y okapis de África.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por Jesús Fernández, maestro de la Facultad de Zootecnia y Ecología de la Universidad Autónoma de Chihuahua, arrojan que el berrendo se distribuye actualmente desde las praderas canadienses, pasando por los desiertos y praderas del centro-oeste de Estados Unidos, hasta alcanzar las planicies áridas y semiáridas de los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila y Durango.

“En particular en Chihuahua, esta especie prefiere los espacios abiertos que ofrecen los matorrales y pastizales de la región central y que pertenecen al Desierto Chihuahuense”, indicó el maestro investigador.

Agregó que es en estas amplias regiones del continente, donde el berrendo evolucionó y perfeccionó su anatomía para desplazarse a gran velocidad. Según algunos estudios, el cheeta, al ser el más rápido, puede alcanzar las 70 millas, es decir, 112 km por hora, y el berrendo casi 90 km por hora.

“Pero hay algo importante a destacar: el cheeta, a pesar de desarrollar esas velocidades, solo puede sostenerlas en tramos muy cortos, es decir, durante un esfuerzo tremendo que exige una persecución para cazar. El berrendo en cambio, es capaz de mantener esa velocidad durante tramos y periodos de tiempo más prolongados, lo que ocasiona que sean muy difíciles de depredar por coyotes o pumas en el Desierto Chihuahuense”, explicó Fernández.

Indicó que el berrendo posee características peculiares que le permiten alcanzar esas velocidades, por ejemplo, comparado con su tamaño, tiene una tráquea, un corazón y unos pulmones muy grandes, lo cual es ventajoso porque le permite respirar grandes cantidades de aire cuando corre a máxima aceleración.

Aseguró que no es la única adaptación notable, porque las patas de los berrendos tienen dos dedos alargados, acolchonados en las pezuñas, esto les permite absorber el impacto que ocasiona el correr a gran velocidad. Por si fuera poco, la densidad de sus huesos es ligera y su pelaje está hueco, lo que les resta peso para poder ser los velocistas del continente.

“Desafortunadamente, al ser un animal tan llamativo, ha sido sujeto a cacería desmedida en el pasado, lo que provocó su desaparición en muchas áreas de su distribución histórica. Actualmente, el problema principal que enfrenta es la desaparición o fragmentación de su hábitat causado el cambio de uso de suelo que resulta por las prácticas agrícolas y ganaderas. De hecho, su distribución en Chihuahua está marcada por discontinuidades, es decir, las diferentes poblaciones reconocidas, están separadas por áreas amplias de hábitat subóptimo como son los campos agrícolas y ganaderos, carreteras y poblaciones, lo que impide el intercambio genético entre manadas”. Manifestó el investigador de la facultad de Zootecnia.

Los problemas mencionados han ocasionado que las autoridades ambientales mexicanas, consideren al berrendo en categoría de Peligro de extinción. Esta situación provocó que se tomaran cartas en al asunto y se iniciaran acciones para su conservación a través del Programa de Acción para la Conservación de las Especies, coordinado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

La conservación del berrendo no solo radica en la preservación de las manadas, sino también del mantenimiento de hábitat adecuado, conectado, y que cuente con suficiente agua y alimento a disposición del animal terrestre más rápido del continente y que orgullosamente, aún podemos observar en Chihuahua.

"Luchar para lograr, lograr para dar"

Universidad Autónoma de Chihuahua

C. Escorza 900, Col. Centro 31000

Tel. +52 (614) 439 1500

Chihuahua, Chih. México